Intersexualidades / DSD

Desde el año 2003 colaboro con GrApSIA (Grupo de apoyo a personas y familiares con insensibilidad a los andrógenos y condiciones relacionadas), que es la asociación española con mayor trayectoria en el ámbito de las condiciones intersexuales.

En los últimos años estoy colaborando también con otras asociaciones implicadas, como AEHSC (Asociación española de hiperplasia suprarrenal congénita) e imparto charlas y talleres en el estado español sobre este tipo de condiciones.

Por otro lado, me dedico a promover la difusión de la intersexualidad a través de entrevistas en diferentes medios de comunicación (periódicos, programas de radio y TV).

Recientemente también he realizado una Guía para terapeutas de pacientes con este tipo de condiciones.  Puedes acceder a ella en el subapartado  Guías o en este enlace.

Definición

Para explicar que son las intersexualidades o diferencias del desarrollo sexual me gusta hacerlo con una parte del discurso de Mauro Cabral en el UIMP 2008 (que publica la Dra. Gregori en su tesis doctoral)

¿Quiénes son los intersexuales? Cualquiera que haya nacido con un cuerpo sexuado distinto al ‘promedio’ femenino o masculino, y en particular quienes fueron sometidos a intervenciones médicas para corregirlo, quienes han sido y son violentados por el maltrato familiar, social e institucional de esta distinción. ¿Dónde están? En todas partes. ¿Cómo se les reconoce? No se los reconoce, pasan inadvertidos entre la gente porque son esa gente: la vecina heterosexual, el cura dando misa, el gay da la mano con su pareja,…el conocido del bar, la cuñada de alguien. Cualquier persona pudo haber nacido con un clítoris ‘muy largo’ o un pene ‘muy corto’, con testículos que no descendieron o con ovostestes, sin vagina, con el agujerito para orinar al costado en la base del pene, con cromosomas XXY o X0, con alguno de los múltiples cuerpos sexuados que la medicina nombró primero en la lengua de los “síndromes” y que ahora nombra en la de los “trastornos”. Aquellos a quienes se llama intersexuales somos por lo general hombres o mujeres que encarnamos una diferencia entre tantas

Según la EUROPSI (European Network for Psychosocial Studies in Intersex/ DSD) la intersexualidad/ DSD son términos paraguas para referirse a condiciones de nacimiento donde la configuración anatómica (de los genitales externos e internos), hormonal y/o genética no corresponde totalmente con los típicos parámetros de mujer y hombre. Es decir, por ejemplo: mujeres con cromosomas “sexuales” XY, hombres XX o XXY, mujeres sin vagina, útero… o con pene, hombres con vagina, con período y así un largo etcétera.

Aclarar que no todos los bebés con intersexualidades/ DSD nacen con genitales externos atípicos ni sus padres o los médicos han de decidir el sexo “oficial” del bebé; esto se da únicamente en algunos casos. Hay una amplia variabilidad respecto al momento del descubrimiento de dichas condiciones: puede ser al nacer, al poco del nacimiento, en la infancia, en la adolescencia e incluso en la edad adulta.

Por ello, como refiere la Dra. Gregori (2015), sería más correcto hablar de intersexualidades o estados intersexuales más que de una única intersexualidad, dado el amplísimo abanico, no sólo de condiciones intersexuales, si no de vivencias dentro de incluso personas con la misma etiqueta diagnóstica. Gregori en su tesis también hace referencia al peligro de caer en el caso único, es decir, en hacernos una expectativa de cómo es o funciona una persona con DSD y luego esperar que todas las personas con una de estas condiciones encajen dentro de este marco.

 

Cuestión de términos y palabras

Referente a la terminología, el término hermafrodita, que es el más conocido, hace referencia a animales que tienen los dos sexos y pueden realizar las funciones reproductivas de ambos, hecho que en los seres humanos no es posible en ningún caso. No obstante,  los científicos acuñaron este término para lo que en la actualidad se conoce como intersexualidad y muy recientemente se está cambiando la terminología a DSD, Disorders of Sexual Development (Anomalías del Desarrollo Sexual). Terminología que desde muchos colectivos es también considerada patologizante y es preferida Differences of Sexual Development (Diferencias del Desarrollo Sexual/ Desarrollo Sexual Diferente o Diverso). Señalar que diferencia o diversidad (en lugar de anomalía) es la mejor opción según la literatura psicológica (Liao & Siamonds, 2013), por el posible impacto negativo que tiene en la persona (y su familia) el hecho de considerar su cuerpo anómalo en vez de diferente o diverso.

Señalar también que muy pocas personas en el contexto del estado español se definen como intersexuales (puede que hayan más que se definan según su condición intersexual), incluso hay colectivos que rechazan esta concepción y terminología asociada. Las personas con este tipo de condiciones suelen sentirse como hombre o mujer, y sólo en algunos casos una mezcla de ambos o ninguno de ellos (vamos, más o menos lo mismo que para el resto de la población). Pero en España no existe propiamente un colectivo intersexual, con conciencia de tal, sino un conjunto de personas que en su mayoría se definen y sienten como hombres y mujeres, con una serie de peculiaridades en su desarrollo sexual corporal y una amplia heterogeneidad de vivencias. Esto me recuerda a la ponencia de Aingeru Mayor (2015), padre de como él dice ‘una niña con pene’, dónde explica precisamente esto: “Mi hija de 10 años no se considera transexual, no sabe ni lo que es eso, si no que se siente niña. Y precisamente esto es lo que hemos explicado al resto de personas, que es una niña con pene, no hemos dicho que es transexual”. Este punto es relevante puesto que esta visión no devalúa el ser mujer/ ser hombre de la persona.